Afiliados
Afiliados Hermanos
0 de 5
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo y adaptado por Tío Kings y Tío Elvy.
» Ambientación original creada por Tío Kings, basada en el Mundo creado por Joanne "Jo" Rowling.
Directorio
0 de 9
Afiliados Elite
0 de 33
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});
Últimos temas

Andrew Becher Gibbs

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Andrew Becher Gibbs

Mensaje por Andrew Becher el Miér Ago 02, 2017 12:39 pm

Andrew Becher Gibbs
16/09/1998 (18 años)
Inglés
Humana
Marginado
Sangre Impura
Academia de Aurores / Ex-Hufflepuff
Heterosexual
Liam Hemsworth



 
Descripción Psicológica


Andrew es un Hufflepuff con todas sus letras. Honesto, amigable, paciente y trabajador son algunas de las características que lo definen. Seguramente nada en su interior hubo cambiado si no hubiera sido por la muerte de su hermano ni se hubiese enterado que a los 11 años tendría que asistir a Hogwarts por los próximos 7 años, algo atípico en una familia compuesta enteramente por Muggles. Con los años y la distancia con su familia, se volvió algo más frío y tímido. No es fácil para un niño descubrir un mundo completamente nuevo y tener amigos al otro día. A pesar de todo y aunque la adaptación no fue tan rápida, logró hacerlo.

Hoy por hoy, parte por la madurez y parte por la vida, este proyecto de hombre prefiere una reunión tranquila con amigos que una fiesta multitudinaria. Dejó atrás el carácter enérgico y aventurero que lo caracterizó de pequeño. Es una persona que siempre se apoyará en sus mejores amigos y lo que más valora en otra persona es la honestidad y la lealtad. Hoy por hoy, sabe que quiere hacer de su vida y cree saber con certeza hacia donde debe ir el rumbo del mundo.

 
Historia


Andrew Becher nació en el seno de una familia de clase media-baja en Londres. Su padre, Jack Becher, se dedicaba a la carpintería. Su madre, Mary Gibbs, era maestra de escolares.
Hasta los 11 años, Andrew tuvo una infancia normal. Su familia era muy unida, tanto que primos lejanos (o no tan lejanos) y "amigos de toda la vida" mantenían relación constante con sus padres. A la hora de celebrar un cumpleaños o una reunión, la cantidad de personas era atípica, y en ocasiones increíble. Entre tanto desorden de linaje y siendo tantos, creció con la idea de que quienes no eran sus padres, eran tíos. Y quienes no eran Ryan (su hermano mayor) o Lindsey (su hermana menor), eran primos.

Un sábado de Julio del año 2010, Jack extrajo una carta del buzón. La carta era de un Hospital local cercano a donde vivían. Jack frenó en seco. Apoyó su taza de café matutina previo al comienzo de la jornada laboral en la mesa y tomó asiento en una de las sillas de la cocina. Era muy temprano y por ende todos dormían, menos la maestra de la casa que solía levantarse un poco más tarde que Jack. Por su rostro preocupado, Mary supo enseguida de lo que se trataba. Se sentó a su lado y esperó. De hace cinco años a esta parte, Ryan se quejaba de malestares repentinos, sufría desmayos, por momentos estaba pálido, sumado a que estaba muy delgado. Hace unas semanas, Jack y Mary habían llevado a Ryan a realizarse estudios a un Hospital público de la ciudad y habían notado a los médicos algo preocupados.

-Ábrela... probablemente no sea nada.- sugirió Mary levantándose de la mesa intentando esconder una preocupación igual o mayor a la que tenía Jack en ese momento. A Jack le temblaba la mano, pero se las arregló para romper uno de los extremos del sobre. Desenrolló el papel y se tomó su tiempo para leer. Un par de minutos después, la primer lágrima asomó en el párpado inferior -Tiene leucemia aguda. Está avanzada. Deben tratarlo cuanto antes- Mary ahogó un grito a la vez que se dejaba caer en una de las sillas y le quitaba la carta a su esposo, como sin poder creer lo que estaba sucediendo hasta que ella lo corroborara. Jack se levantó y contuvo a Mary en sus brazos. -Debemos llevarlo al Hospital. Todo estará bien- No sonó muy convencido pero fue lo que hicieron. Unos minutos más tarde ya estaban saliendo los tres, Jack, Mary y Ryan, por la puerta principal de la casa.

Exactamente diez minutos después, sonó el timbre de la casa. Andrew, que estaba mirando dibujos animados en la sala principal de la casa, ya sabía que hacer en estas ocasiones. Recordó las palabras de su padre "No abras a desconocidos mientras no estemos en casa." -¿Quién es?- preguntó con su voz de niño esperando, en el mejor de los casos, la respuesta de algún familiar. Pasaron unos segundos antes de que se escuchara una voz de hombre detrás de la puerta -Andrew, tú no me conoces pero yo si a ti. Soy profesor de Hogwarts, el Colegio de Magia y Hechicería de Inglaterra.- Andrew olvidó lo que alguna vez le enseñaron y abrió la puerta. Por alguna razón esa persona sabía su nombre y habló de un Colegio de Magia. Cualquier niño de once años se hubiera sentido emocionado e intrigado. El hombre sonrió al ver a Andrew y caminó hacia dentro de la casa. -Tendremos que esperar a tus padres.-

Todo pasó muy rápido, quizá demasiado. Ryan dejó de existir y Andrew se subió al tren de la plataforma nueve y tres cuartos. Los siguientes años fueron lo más difíciles. Jack y Mary no terminaban de entender como, de un momento a otro, dos de sus hijos ya no estaban con ellos. Uno por encontrar la muerte a tan temprana edad; el otro por razones quizá más insólitas.

La partida de Ryan parecía insuperable. Andrew no volvía a su casa cuando podía para no recordar a su hermano. En donde antes se sentía con vida, lleno de amigos y cálido, hoy habitaba la tristeza y la soledad. Hogwarts fue la fuente de energía para Andrew, por eso los veranos se hicieron muy largos. La partida de Ryan había dejado a sus padres aislados de las típicas celebraciones y ahora eran más bien una familia solitaria y de poca, casi nula, vida social. Lindsey fue la más perjudicada pues, a medida que crecía, empezaba a conocer a la peor versión de sus padres. Cada verano, Andrew volvía con cuentos nuevos del castillo, pero a la única que podía impresionar era a su hermanita ya que sus padres no dudaban en mostrar desprecio apenas nombraba a Hogwarts o cualquier cosa relacionada con el mundo mágico. Con el tiempo, Lindsey se volvió a la única persona a la que extrañar. Costó, pero Andrew aceptó que su realidad era otra. Tenía a su familia, pero su destino era convivir con magos y brujas. Hogwarts fue el principal impulsor de esa aceptación. En base a estudio y responsabilidad, Andrew obtuvo excelentes notas en sus TIMOs, aunque no tan buenas en sus EXTASIS. La guerra entre muggles y la comunidad mágica se había declarado y aquello le preocupaba mucho más de lo que hubiese querido.

ACTUALIDAD
Andrew miró en todas las direcciones antes de tocar el timbre en la casa de sus padres en Londres. La calle estaba vacía. Recordó las noticias de "El Profeta". Las recordó todas juntas, como si hubiese hecho un resumen en cuestión de segundos desde la última vez que vio a sus padres. Lechuzas, bombardeos, guerra, magos, traidores, marginados. El primero de septiembre del año pasado había sido la última vez que había tenido noticias de sus padres y su hermana, pues los había despedido en el mismo lugar donde ahora estaba parado. En siete años, a Andrew nunca lo habían acompañado al expreso de Hogwarts. De hecho, todo lo contrario, en ocasiones habían intentando dificultar su llegada. Más de una vez habían usado a Ryan como excusa. Eso dolía.

Guardó su varita que, minutos antes, había desenfundado para estar atento a cualquier inconveniente. Aún no había caminado por las calles de su barrio en "guerra" y no sabía la situación con la que se podía encontrar. Apretó de manera sostenida y por unos segundos el timbre y esperó pacientemente respuesta. Escuchó un leve sonido y supo que lo estaban mirando a través de la mirilla de la puerta. Un segundo más tarde la puerta abrió de golpe y un brazo lo agarró de la camiseta a la altura del cuello y lo tiró hacia adentro. La persona cerró las tres cerraduras de la puerta y acto seguido se dio vuelta para abrazar a su hijo. Era Mary.

Andrew sonrió y devolvió el abrazo a su madre. Por el pasillo se asomaron dos cabezas a distintas alturas. Eran Jack y Lindsey. Esta última, corrió hacia su hermano para unirse al abrazo, a la vez que gritaba algo indescifrable que terminaba en "Andy". El abrazo grupal duró unos minutos en el cual hubo besos de por medio y Andrew elogiaba a su hermana por lo grande que estaba. Una vez terminado Mary se acercó a Jack y susurró algo al oído. Su padre dio media vuelta y se dirigió a la cocina no sin antes hacer un gesto a Andrew para que le acompañara. Andy entró a la cocina y observó como su madre ponía un plato más en la mesa, que había sido tendida para tres.

Jack no terminaba de asimilar la guerra entre magos y brujas, los bombardeos o la matanza de lechuzas a diestra y siniestra. De hecho, Jack nunca terminó de asimilar el mundo mágico ni a su hijo. La velada era incómoda, pero se notaba en el aire que había mucho de lo que hablar. Andrew era impaciente cuando se trataba de su familia y tomó la iniciativa. Se puso la mano en el bolsillo y sacó la varita para apoyarla arriba de la mesa. Su hermana de ocho años lo encontró divertido pero su padre no. Mary intentó calmar a Jack pero fue en vano. La simple acción fue suficiente.

-¿Cómo te atreves? El mundo entero está cazándolos y tú te lo tomas a la ligera, como si fuéramos una familia normal...- golpeó la mesa con los puños y siguió con voz aún más elevada -... nos condenaste a esta vida. Tenemos que esconderte. ¿Piensas que los vecinos no se dan cuenta? Claro que sí, saben que eres raro.- se respondió a sí mismo. Jack explotó de rabia y Mary retiró a Lindsey de la mesa, que lloraba desde que empezó a hablar su padre, para llevarla a su cuarto. -Este fue tu último año, ¿cómo viviremos ahora? ¿Piensas que por tener esta mierda tatuada...- señaló el tatuaje en forma de M en el antebrazo derecho de su muñeca -...estás libre, sano y salvo? ¡NO!- Limpió con su puño la saliva y permaneció callado por unos segundos. Andrew no iba a dejar que esto le afecte. En otras circunstancias lo hubiera aniquilado, pero estaba curtido por la vida y conocía a su padre. -Esto no termina aquí. ¿Piensas que van a respetar el maldito acuerdo de paz? Naturalmente, van a querer exterminar a la minoría y... adivina qué Andrew. ¡Ustedes son la minoría! Así son las personas, así es el mundo. Cuando hay una guerra gana el más fuerte y numeroso, no el más inteligente. Pero... espera, tu eres el mago. Dime como mierda haremos para vivir ahora.- Jack cerró los ojos y se sentó. Estaba muy agitado.

-Papá...- pronunció Andrew. Jack levantó la mirada y por primera vez miró a los ojos a su hijo. Andrew observó las arrugas de su padre, las canas. Este último año había envejecido mucho y entendió que si decidía estar con ellos iba a arruinarlos. Había subestimado a su padre. Estaba muy al tanto de la situación y tenía razón en cada palabra. Ya había pensado todo y tenía miedo de perder a su familia, de perder otro hijo. -...yo también te quiero- esbozó una sonrisa y agarró su maleta.

-Te prometo, no, te juro... que voy a estar bien. Vendré a visitarlos cada tanto. Déjale mis cariños a mama y sobretodo a Linda. Ella merece que estén para ella, que estén bien. Dile que su hermano está trabajando para que la guerra se termine y todos podamos estar en paz y pueda visitarlos más seguido y pueda ver crecer a mi hermana y pueda celebrar mis cumpleaños con ustedes y podamos tener varias reuniones, como hacíamos antes.- Terminó de recordar y se acercó a su padre para darle un abrazo. -Estaré bien, papá. Ten eso en mente.-

 
Otros datos

Familia: Jack Becher (Padre), Mary Gibbs (Madre), Ryan Becher (Difunto Hermano), Lindsey Becher (Hermana)
Estatus Sanguíneo: Hijo de muggles.
Mascota: No tiene.
Varita: Madera de Aliso, 31 centímetros, núcleo de fibra de corazón de dragón, fabricante Ollivander.
Asignatura favorita: Defensa contra las Artes Oscuras
Asignatura odiada: Astronomía y Adivinación
Boggart: Su hermano
Pasatiempos favorito: Tocar la guitarra, leer.
Mayor aspiración: Convertirse en Jefe de Aurores
Otros: Andrew mide 187 centímetros, heredó el pelo castaño claro de su madre y los ojos claros de su padre. Suele usar la barba desprolija pero no por desatento en el aspecto estético, sino que más bien le gusta como le queda de esa manera. Es de complexión atlética pues le gusta salir a correr y hacer ejercicios físicos "caseros".

 
Travesura Realizada


 


Última edición por Andrew Becher el Jue Ago 03, 2017 7:26 am, editado 2 veces

Volver arriba Ir abajo

Re: Andrew Becher Gibbs

Mensaje por Baúl el Miér Ago 02, 2017 11:26 pm


•• Características y pertenencias ••


Prontamente...



Hola, Invitado!
Recuerda poner el link de tu ficha en tu perfil.

Volver arriba Ir abajo

Re: Andrew Becher Gibbs

Mensaje por Elvendork Gambon el Miér Ago 02, 2017 11:32 pm

Bienvenido, señor Becher. Su ficha ya está aprobada y ya tiene color, así que puede empezar a rolear si desea, sin embargo aún queda una pequeña corrección que hacer en su ficha (precisamente por lo pequeña es que he decidido aprobarle antes). Cuando un trabajador de Hogwarts se presenta para explicar a un nacido de muggles su condición de mago, este lo hace frente a sus padres ya que es algo que les compete a todos como familia. De lo contrario, no estoy demasiado seguro de si le permitirían ir a Hogwarts o directamente lo internarían en un psiquiátrico xD

Espero que disfrute de su estancia en Travesura Realizada... y no olvide contarle a sus amigos.


Hola, Invitado!
Recuerda poner el link de tu ficha en tu perfil.

Volver arriba Ir abajo

Re: Andrew Becher Gibbs

Mensaje por Andrew Becher el Jue Ago 03, 2017 5:52 am

Muchas gracias, señor Gambon.

Entiendo. Enseguida lo corrijo.

¡Un saludo!

Volver arriba Ir abajo

Re: Andrew Becher Gibbs

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.